RSS FeedÚltima Entrada

Guía metodológica de clasificación de revistas de Ciencias Sociales y Humanidades

La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) ha elaborado una guía para la clasificación de las revistas científicas españolas de Ciencias Sociales y Humanidades con el objetivo de “facilitar el uso de las revistas con Sello de Calidad FECYT como indicio de calidad en la valoración de méritos en los procesos de evaluación que llevan a cabo diversas agencias y organismos.”

A través del proyecto ARCE, destinado a mejorar la “visibilidad y profesionalización” de las Revistas Científicas Españolas, cada vez son más las revistas que cuentan con el Sello de Calidad FECYT, con una vigencia de tres años cada evaluación. De estas revistas, un 85% pertenecen a las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades.

Para más información pulse AQUÍ

Entradas Recientes

7ª CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE REVISTAS DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANIDADES

Las prácticas de impacto social de la revista Comunicación y Hombre han llegado a CRECS 2017, el evento internacional más importante que tiene lugar en España sobre las revistas científicas en Ciencias Sociales y Humanidades.

Daniela en CRECS

En esta edición, el tema central ha sido la gestión de la postpublicación y el impacto social y académico de las revistas. Los aspectos que se han abordado han sido los siguientes:

• Labor editorial postpublicación
• Marketing de revistas
• Promoción social, políticas editoriales para mejorar el impacto social
• Estrategias para aumentar el impacto académico de las revistas
• Viejas y nuevas métricas sobre el impacto

La directora de la revista, Daniela Musicco y el Instituto de Innovación UFV han presentado el póster de Comunicación y Hombre en la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades del Campus de Cuenca, la sede del congreso. El cartel incluía proyectos de desarrollo en torno a la revista tales como la I Jornada de presentación, la comunidad digital de profesores y alumnos “Compartir inquietudes”, el programa para dar a conocer las diferentes publicaciones “Alumnos en acción” y la Jornada de presentación de contenidos a través de redes sociales y acciones creativas de Street Marketing.

Daniela y Cartel
Daniela Musicco junto al póster de la revista Comunicación y Hombre

El congreso ha contado con la participación de los representantes de bases de datos como Web of Science, Dialnet, el directorio DOAJ, editores de revistas de estas áreas, y responsables de servicios de bibliotecas y publicaciones de las diferentes universidades españolas.

El Engagement

De cara al próximo número 14 de la revista Comunicación y Hombre, los Doctores de las diferentes disciplinas reflexionan sobre EL ENGAGEMENT.

Para el Doctor Javier Barraca Mairal “el compromiso es: la adhesión unitaria, responsable y cotidiana de la persona al valor. Pero el valor aquí ha de ser comprendido y vivido no como una simple abstracción o mera idea especulativa, sino como “responsabilidad personal”; es decir, respuesta de la propia persona a la otra persona o a las personas “concretas”. Esta adhesión nace en el interior más hondo del sujeto, en relación con el hermano. Un autor clave a este respecto, a mi juicio, es LÉVINAS. Este explica que la responsabilidad para con los otros y el Otro llega a nosotros como una conmoción que experimentamos ante el acontecimiento del encuentro con la presencia del rostro desnudo del prójimo. Un pasaje célebre que ilustra qué es el compromiso, para mí, se encuentra en la parábola evangélica del buen samaritano, quien se entrega al cuidado del necesitado como si este fuera otro sí mismo. K. Wojtyla sería un ejemplo contemporáneo y cercano de este compromiso personal con la dignidad personal encarnada en el otro.”

Los investigadores José Luis Fernández y Cristina Díaz, hablan del Engagement como “un compromiso especial entre un cliente y una marca o entre un seguidor y un prescriptor”. ¡No te pierdas su vídeo!
PINCHA AQUÍ

El Doctor Antonio Piñas Mesa entiende el compromiso como una realidad antropológica y ética: “El compromiso nace de la esperanza y engendra esperanza.” VER VÍDEO

¡Gracias a todos los que hacéis posible Comunicación y Hombre!

Un discurso fracturado

El pasado 16 de febrero celebramos la I Jornada de Comunicación Política en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Un proyecto innovador de la revista Comunicación y Hombre que no habría sido posible sin la colaboración de los alumnos y de los especialistas que nos acompañaron durante la mañana.

Académicos, representantes de los principales partidos políticos y periodistas se unieron en un mismo escenario con el propósito de acercar a los espectadores, desde diferentes perspectivas, a la realidad actual de la política en España.

La jornada comenzó con una mesa redonda encabezada por José Ignacio Echániz, diputado por Madrid y portavoz de Empleo del PP, Fernando de Páramo, secretario de Comunicación de Ciudadanos, Ignacio Urquizu, sociólogo colaborador de El País y diputado del PSOE y Jesús Gil, responsable de prensa estatal de Podemos.


Daniela Musicco y José Ignacio Echaniz. Diputado por Madrid Portavoz Empleo PP


Fernando de Páramo Gómez. Secretario de Comunicación C’s


Ignacio Urquizu. Sociólogo colaborador El País Diputado PSOE


Jesús Gil. Responsable de prensa estatal Podemos


1ª Mesa Redonda

Continuamos con un encuentro con periodistas especializados en política que abordaron el tema desde el punto de vista de su profesión. Los invitados fueron Pilar Martínez Ruiz Pérez , Jefa de área Nacional de Antena3, Juan Pedro Valentín ,Director de Informativos A4 y María Dabán, Subdirectora informativos Cope.


Juan Pedro Valentín. Dir. Informativos A4


Pilar Martínez Ruiz Pérez. Jefa de área Nacional Antena 3


María Dabán. Subdirectora informativos Cope


2ª Mesa Redonda

En la última mesa redonda, doctores implicados en política compartieron sus investigaciones y opiniones sobre la situación política actual. Los protagonistas de esta reunión fueron Roberto Rodríguez (Universidad Pontificia Comillas), Tamara Vázquez Barrio (Universidad CEU San Pablo), Isabel Bazaga (Universidad Rey Juan Carlos), Javier Fernández del Moral (Universidad Complutense de Madrid) y Rafael Barberá (Universidad Francisco de Vitoria).


Isabel Bazaga. Coordinadora Ciencias Políticas Universidad Rey Juan Carlos


Javier Fernández del Moral. Dir. Master Periodismo Especializado UCM


Tamara Vázquez.Dra. Investigadora Opinión Pública CEU


Roberto Rodríguez. Investigador Comunicación Política Comillas


3ª Mesa Redonda

Para terminar la mañana, el Doctor y periodista José Miguel Contreras presentó una clase magistral sobre la exitosa campaña de comunicación que ha llevado a Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.


José Miguel Contreras. “Vida política y Comunicación”

¡Gracias a todos los que hacéis posible Comunicación y Hombre!

I JORNADA DE COMUNICACIÓN POLÍTICA

Desde la Revista Comunicación y Hombre afrontamos una nueva etapa con la puesta en marcha de las Jornadas de Comunicación y Hombre. Nuestro primer evento estará basado en la publicación del último número de la revista: “Nuevas formas de Comunicación Políticia II”

Así, el próximo jueves, 16 de febrero de 2017, la Universidad Francisco de Vitoria albergará la I Jornada de Comunicación Política de la revista.

El evento se extenderá durante la mañana del jueves y constará de tres mesas redondas en las que periodistas especializados, profesionales de comunicación de los principales partidos e investigadores académicos reflexionarán sobre la actualidad de la comunicación política, sus horizontes y su influencia en el discurso político de hoy en día. En este sentido, el título escogido para la jornada es el de “Un discurso fracturado”. Con él se busca reflejar la fragmentación del discurso político de nuestros días que, en ocasiones, lleva a cierta falta de coherencia en los discursos de los grandes partidos políticos.

Nuestra directora, Daniela Musicco, ha expresado su ilusión por este nuevo proyecto en el que también se han involucrado los alumnos de la UFV como parte del Proyecto de Inovación y Mejora Docente de la universidad. En una entrevista para la Universidad Francisco de Vitoria ha reiterado que este evento será “un lugar de encuentro y de diálogo desde diferentes ámbitos de la Comunicación Política”. Aquí podéis consultar la entrevista al completo.

HORARIO DE LA JORNADA
16 de febrero de 2017

- 09:00 Mesa redonda de Profesionales de la Comunicación Política
- 10:30 Mesa redonda de Periodistas especializados
- 12:00 Mesa redonda de Investigadores en Comunicación Política
- 13:30 Clase Magistral de José Miguel Contreras “Vida Política y Comunicación”

Disertación del Periodismo ciudadano en el momento actual

El Periodismo ciudadano es aquel en el que son los ciudadanos (y no empresas de comunicación) quienes recogen, analizan y difunden la información de forma independiente. El ejercicio de este derecho está amparado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que todos los individuos tienen derecho, no sólo a recibir información y opinión, sino también a difundirlas por cualquier medio de expresión, derecho que también está recogido en algunas legislaciones estatales como la Constitución Española de 1978.

PERIODISMO CIUDADANO

Unos le llaman periodismo ciudadano, o periodismo social, participativo, 3.0, periodismo comunitario, o periodismo crowdsourcing (proviene del inglés crowd (masa) y sourcing (externalización), también conocido como “subcontratación voluntaria”, consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaba un empleado o contratista, a un grupo numeroso de personas o una comunidad o masa, a través de una convocatoria abierta). Todos ellos son términos aplicados a un nuevo tipo de comunicación basada en el contenido procedente del ciudadano, que ya no se limita a ser un consumidor pasivo, sino que además, participa en la generación de información y lo hace a través de propuestas tan populares y efectivas como Wikipedia o YouTube.

La expansión del uso de Twitter y los blogs ha hecho que más y más periodistas hayan adoptado una posición activa en los medios web para poder contactar con los ciudadanos. Sin embargo, el crowdsourcing no es un enfoque que un solo periodista pueda poner en marcha, se necesita la fuerza de la multitud, de la ciudadanía y se debe ofrecer algo a cambio para que todos estos individuos se mantengan atentos y participen.

El periodismo ciudadano surge a finales de los años 90, cuando el periodista Dan Gillmor se percató que las columnas sobre tecnología que escribía en el periódico de Silicon Valley, San José Mercury News tenían mayor éxito en su blog.

Esto se debía a la posibilidad que ofrecía el poder discutir, opinar y discrepar sobre un artículo en particular. A partir de su experiencia, escribió un libro sobre periodismo ciudadano titulado “We The Media” (nosotros el medio).

El periodismo ciudadano tiene su máxima expresión en Corea, donde Oh Yeon-ho, un visionario de ese país creo el diario ciudadano “Oh My news” a principios del año 2000 y que actualmente es el referente internacional del periodismo ciudadano, con más de 37.000
corresponsales ciudadanos y más de 14.000.000 de visitas diarias.

Es así que concebimos el periodismo ciudadano y a nuestros diarios adscritos en este fenómeno como parte de un periodismo que vive en la era de la red de redes, donde los medios de producción cambiaron y los ordenadores son instrumento de un estilo y movimiento de conectividad para competir con conectividad a nivel mundial.

Un claro ejemplo de periodismo ciudadano ha sido el seguimiento de las Revueltas Árabes de 2011 en países como Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Jordania, Siria, Arabia Saudí, Yemen y Omán. El periodismo ciudadano a tenido un gran papel debido a la manipulación de la información emitida desde los países que no era veraz y desde el pueblo a través de las redes sociales conseguía llegar informaciones más claras a pesar de que no fueran periodistas.

Iran protesta periodismo ciudadano censura represion

También los movimientos ciudadanos reivindicando la democracia real en el mundo occidental han participado de una forma muy activa en el periodismo ciudadano, llegando al punto de que la mayoría de las personas que se concentraron en diferentes ciudades como Madrid, París o Nueva York, promovieron los levantamientos a través de redes sociales e informaban sobre la situación allí y manifestaban sus pensamientos e ideales.

A las grandes empresas les debe interesar tener buenos periodistas, pues son vitales en situaciones de abuso de poder y corrupción. La enseñanza de periodismo tiene un gran impacto dentro de una sociedad en democracia, pues garantiza la existencia del llamado ‘perro guardián’ en la formación de la agenda de noticias y permite un equilibrio informativo. Las universidades deben formar periodistas cuya presencia sirva al análisis e interpretación, así como un contrapeso dentro de los medios de comunicación. También una reacción al periodismo tradicional es el periodismo ciudadano. Debido a que un periodista tradicional está formado, los periodistas ciudadanos deben tener cierto nivel cultural para que la información pueda ser correcta y verificable y que no sea una simple crítica o comentario sobre un asunto en concreto.

En la actualidad, vivimos interconectados a través de una red de información que genera contenido constante y en donde los reporteros, los editores y la audiencia se encuentran a un mismo nivel. Ahora, al mismo tiempo se es lector y escritor. Es un sistema interactivo y debido a ello, se dice que los medios ya no tienen la exclusividad sobre la información pues el ciudadano, aportando sus experiencias personales puede formar parte de ese proceso de creación, lo que hace que la información sea de todos para todos.

Artículos Relacionados
-“El periodismo ciudadano se ha convertido en el quinto poder”: http://www.euskadinnova.net/es/innovacion-social/noticias/periodismo-ciudadano-convertido-quinto-poder/8218.aspx
- Debate sobre si existe o no el periodismo ciudadano, en concreto en los blogs: http://www.elpais.com/articulo/internet/periodismo/ciudadano/existe/elpportec/20060302elpepunet_7/Tes

Bibliografía
- http://www.periodismociudadano.com/
- http://es.wikipedia.org/wiki/Periodismo_ciudadano
- http://es.wikipedia.org/wiki/Crowdsourcing
-http://www.clasesdeperiodismo.com/2011/08/28/11-sitios-web-que-los-periodistas-ciudadanos-deberian-conocer/
- http://elobservatodo.bligoo.com/content/view/180582/El-Periodismo-Ciudadano.html
-http://www.elpais.com/especial/revueltas-en-el-mundo-arabe/
-http://www.clasesdeperiodismo.com/2011/11/26/%E2%80%9Clos-egipcios-hemos-demostrado-que-el-periodismo-ciudadano-es-muy-poderoso%E2%80%9D/

“El periodismo no se muere ni está en crisis, porque vive en los grandes reporteros”

Vía noticiasdeguipuzkoa.com
Xabier Iglesias entrevista en el libro ‘Seguimos informando’ a ocho periodistas inquietos, ‘freelance’, reconocidos por su trabajo. En él dialogan sobre el oficio de narrar y constatan que, a pesar de los problemas de los medios de comunicación, el periodismo no desfallece.

Xabier Iglesias, autor de 'Seguimos informando'.

El donostiarra Xabier Iglesias (1981) descubrió en las calles aledañas de los medios de comunicación que hay un puñado de periodistas que se mueven libres, sin rendir cuentas: son freelance. Están escribiendo el relato de lo que palpita en los ciudadanos y no atienden a los gritos de pánico de los editores. En el libro Seguimos informando, Iglesias entrevista a ocho de estos cronistas (Zigor Aldama, Martin Aldalur, Mikel Ayestarán, Ander Izagirre, Daniel Burgui, Antonio Pampliega, Alberto Arce y Xavier Aldekoa), “una generación estrella”, según su autor. Y para certificar esta categoría, también incluye dos relatos de muestra por cada periodista. En este primer tomo, de una futura trilogía, reivindica la forma de hacer reporterismo de los freelance. En las dos siguientes entregas Iglesias se centrará en los fotoperiodistas y en las mujeres cronistas, respectivamente.

En su libro entrevista a ocho periodistas reconocidos por sus reportajes, pero que muchas veces no encuentran quien publique sus historias. ¿Por qué hay esta contrariedad?

Los medios de comunicación se han convertido en negocios que no tienen ni idea de periodismo y han decidido dejar de ejercer como cuarto poder, le dan la espalda a las historias comprometidas. En cambio, con el libro quiero reivindicar los buenos reportajes que sí sirven a la sociedad, para justificar que la profesión no se muere, que no está crisis, porque vive en los grandes periodistas. Y, de esta forma, quiero volver a ilusionar a los lectores para que vuelvan a creer en una profesión atacada. Porque es normal, viendo la situación actual de los medios, perder la fe en la profesión.

En los reportajes que incluye, ¿hay alguna unidad temática?

Están más conectados por la forma en que trabajan los periodistas: son relatos que personalizan al protagonista. Y me he permitido etiquetarlos como comprometidos por el respeto que les demuestran. Es “periodismo con botas”, como explica Ander Izagirre, que busca las historias de primera mano, está en la calle y conoce a la gente. Además, los textos de muestra también sirven para demostrar que no hace falta ir lejos para encontrar buenos reportajes. La pieza de Alberto Arce, por ejemplo, es una crónica de la huelga general del año pasado en Barcelona. Como explica Daniel Burgui, el periodista tiene que “patear la calle, debajo de su casa, para buscar las historias”, porque aquí también hay gente que lo está pasando mal y que tiene una historia detrás que puede servir para despertar esa visión crítica de la sociedad.

¿No es redundante? El periodismo debe ser comprometido.

Sí, debería ser así, y es triste tener que poner una etiqueta a los reportajes. Pero muchas veces coges cualquier medio y te das cuenta de que no hay compromiso con los protagonistas de las historias ni con el lector. Quizá ese trabajo frívolo no debería ser llamado periodismo.

Estos periodistas, ¿están unidos como grupo, con reivindicaciones comunes?

Sí, ellos mismos han hecho piña bajo esa etiqueta de freelance, porque se ven desprotegidos por las empresas y sufren los mismos abusos. Enumeran, por ejemplo, la falta de respeto por su trabajo, como cuando les roban textos o fotografías, o la inseguridad laboral. Antonio Pampliega explica cómo una empresa le quiere publicar su reportaje sobre las guerras afganas, pero gratis, para darle visibilidad.

¿En ‘Seguimos informando’ hay nostalgia por cómo trabajaban antes los cronistas?

Claro, porque me inspiré en el libro de Aurelio Martín Seguiremos informando que habla de grandes periodistas como Meneses o Miguel Gil, pero que o se han retirado o han muerto. Así, mientras lo leía, me di cuenta de que ahora tenemos una generación al mismo nivel que la de los maestros, que escribe historias con mucha calidad. Por lo que con el libro quiero certificar que, a pesar de la mala situación del periodismo actual, hay un grupo de reporteros de la que nos podemos sentir orgullosos.

Aun así, mientras Izagirre o Antonio Pampliega peinan los mapas buscando reportajes, los medios organizan simposios para reinventar el periodismo.

Los gerentes de las empresas están pensando cómo rescatar el modelo de negocio, porque el periodismo no hay que reformularlo. Ya está definido, se hace en la calle, hablando y escuchando.

A los protagonistas del libro, muchas veces los medios no les publican sus historias, ¿Internet puede ser la salida?

Los freelance se tienen que buscar la vida y publican los reportajes que nadie compra en su propio blog o en un libro electrónico. Sienten que no pueden abandonar a los protagonistas de sus historias, porque tienen un pacto con ellos. Como argumenta Izagirre, su forma de trabajar “da para comer, pero para cenar ya es otra cosa”, así que siguen luchando y buscan alternativas. Estas otras opciones son el intento de cenar y desayunar, pero sin olvidar que la Red es una representación pequeña de la sociedad.

Por ejemplo, Arce publicó en el libro ‘Misrata Calling’ la crónica de la rebelión Libia que ningún periódico le compró, pero un año después del asedio, entonces ¿el lector se está quedando desinformado?

Los lectores corremos el riesgo de que cada reportero tenga que conformarse con su propia ventana en su blog. Por lo tanto, el relato estaría tan diversificado que sería imposible entender el contexto de la realidad. Es el momento de arrebatarle el periodismo a los medios y que lo gestionen los propios periodistas: crear cabeceras autogestionadas. Porque con el trauma que ha producido Internet en las empresas todavía están pensando qué salvan, y no es lógico conservar, desde el enfoque tradicional, la idea de tener a doscientas personas sentadas en una redacción leyendo teletipos. El periodismo se hace en la calle.

A pesar de tener una generación estrella de periodistas, cada vez es más difícil entender las noticias. Se ha visto ahora en Grecia con el partido neonazi Aurora Dorada, que parece que ha surgido de la nada.

El problema es que los periódicos narran desde la otra punta del mundo y con el modelo empresarial del Huffington Post, que es dar mucha información superficial sin calidad. Entonces faltan los datos y el contexto, y sin ese relato ocurre que en Grecia un partido neonazi consigue 21 escaños y nadie lo ha visto venir. Y eso que las empresas lo tienen fácil para conseguir la información, porque han precarizado tanto la situación laboral que no tendrían que pagar la nómina de un redactor fijo, porque los freelance se siguen moviendo por el mundo, solo tienen que contactar con ellos.

¿Los medios de comunicación han dejado de ser útiles para los ciudadanos?

El periodismo es una herramienta que hemos dejado de usar como debería, exigiendo su responsabilidad hacia la sociedad. Por eso, creo que el periodismo sigue vivo en los grandes periodistas y ahora hace falta que se lo arrebaten a los grandes medios, a esos malos gestores.

Si a estos ‘freelance’ les ofrecieran un puesto fijo, ¿lo aceptarían?

No lo sé, porque a todos los veo muy yonquis de la adrenalina de viajar, de la aventura y de la libertad, no los sitúo en una redacción. Lo pasan mal pero continúan luchando por este tipo de periodismo. Ellos son conscientes de que renuncian a muchas cosas: Burgui me decía que sabe que no se va a poder comprar un coche o una casa, pero no le importa porque todo el dinero que consigue lo destina para seguir viajando y buscando historias. De todas formas, si aceptasen un empleo fijo, creo que exigirían unas condiciones de trabajo que fuese un equilibrio entre lo que les exige el medio y lo que a ellos les gusta hacer. El ejemplo es Arce, que está ahora en Honduras escribiendo para Associated Press. Él comentaba que lo primero que tuvo que cubrir lo hizo a kilómetros de distancia y que no estaba orgulloso de esa forma de trabajar. En cambio, luego se interna en una cárcel y recoge tanto material de denuncia como para sacar un libro.

A pesar de lo anteriormente hablado, ¿los periodistas somos demasiado victimistas?

Creo que hay que quitarle el dramatismo a la situación del periodismo, y aportar más propuestas que quejas. Si aquí no se valora el trabajo de los profesionales quizá haya que salir fuera y ya está, sin ningún tipo de reparo.

Por el ejemplo que transmiten los ‘freelance’ de su libro, parece que lo único bueno que puede dejar la crisis es un periodismo más social, más preocupado por la calle.

Yo no tengo ningún miedo a que caigan las estructuras existentes. Es cuestión de perspectiva: ¿hacia dónde nos lleva la crisis? Lo veremos. Pero los momentos de cambio dejan a mucha gente en shock, y hay que buscarse la vida y tener ilusión por hacer cosas, como los protagonistas del libro.

En su libro destaca que, de los ocho periodistas ‘freelance’, cinco son euskaldunes. ¿Es casual, o tiene que ver con una forma distinta de entender el oficio?

Es casualidad, no era la idea. Después de hacer las entrevistas me doy cuenta de que casi todos se conocen entre ellos, se dan consejos sobre cómo trabajar los temas. En el caso de los freelance vascos, me imagino que alguien habrá marcado el camino primero y luego los demás le siguen porque entienden el periodismo de la misma forma, como una labor social, comprometida. Este es el caso de Burgui e Izagirre, que son amigos y tienen muchas similitudes en su forma de narrar y acercarse a los protagonistas.

El libro pretende ser el primer tomo de una trilogía periodística, ¿qué incluirá en los otros dos ejemplares?

La segunda publicación tratará sobre los fotoperiodistas españoles, como Samuel Aranda, ganador del World Press Photo, o Diego Ibarra. El hilo conductor serán conversaciones en torno a una fotografía suya, y de ahí que vayan explicando cómo entienden el oficio. El último libro quiero centrarlo en las mujeres reporteras, como Mónica G. Prieto, corresponsal para diversos medios en Oriente Próximo, Mayte Carrasco o June Fernández. A ellas me gustaría pedirles reportajes más centrados en los derechos de la mujer.

Los periodistas de los medios online consideran que su condiciones son mejores que en los offline

Vía PRNoticias
La Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y Gas Natural Fenosa han presentado un estudio, en el salón de actos de la Asociación de la Prensa, sobre la ‘Profesión Periodística’.
1fenosa

Gas Natural Fenosa junto con la APIE, han presentado un estudio sobre la actual situación sobre la ‘Profesión Periodística’. 122 periodistas han sido la muestra para contestar a diversas preguntas sobre cómo es la situación del sector.

Tal y como explica Jordi García Tabernero, director general de comunicación y gabinete de presidencia de Gas Natural Fenosa, el trabajo ha tenido dos partes, ‘conocer cómo, desde Gas Natural Fenosa, podemos mejorar nuestra relación con los medios y saber cómo vemos la profesión periodística’.

Para los profesionales encuestados, adaptarse a las nuevas tecnologías es uno de los retos principales a los que se enfrentan, además de la precariedad laboral, la reducción de plantilla y los bajos sueldos. Si nos centramos en la prensa online, la principal preocupación para éste medio es poder dar una información de calidad.

Sobre la influencia de los medios de comunicación sobre el poder político, el estudio desvela que un 53% de periodistas dice que los medios de Comunicación han perdido influencia en este sector, al igual que en el poder económico, que afirman que han perdido un 61% de influencia.

Radio y Prensa son los medios que más acusan estas bajadas y piensan que el mayor motivo es por la crisis económica, por la dependencia de las empresas y por la publicidad. El único aspecto positivo por el que se cree que la bajada de influencia no es mayor es porque los medios siguen siendo portavoces de estos sectores.

Por otro lado, si nos referimos a las condiciones generales de la profesión periodística, 8 de cada 10 piensan que la profesión ha ido a peor. Los que tienen estas opiniones, principalmente son de medios off, ya que los trabajadores de los medios online son los únicos que dicen que sus condiciones han mejorado.

Con respecto a la libertad del periodista para ejercer su profesión, la prensa escrita son los que tienen peor percepción y en general, un 50% de los encuestados dice que se mantiene igual que antes.

Nuevas tecnologías
El 77% de los encuestados ven las nuevas tecnologías como una oportunidad y tan sólo un 2% como una amenaza. La mayor parte de los periodistas coinciden en que es un canal más de información que permite llegar a más lectores, pero gran parte coincide en que son más útiles para difundir información que para informarse.

iRedes: Redes sociales y periodismo: una forma de conocer los hábitos de los lectores

Vía PRNoticias
La primera mesa redonda de Iredes trató un tema de candente actualidad. En pleno proceso de adaptación de los medios de comunicación tradicionales a la nueva realidad digital como han influido en este proceso las redes sociales.
BURGOS.- Una mesa redonda moderada por José Luis Orihuela, catedrático de la Universidad de Navarra, planteó el debate de la implementación de las redes sociales en los medios tradicionales y cómo estas han cambiado los paradigmas informativos y los procesos periodísticos.

Eduardo Arriagada, profesor de la Universidad Católica de Chile, incidió en cómo el tsunami digital transformó los procesos de comercialización del producto periodístico al considerar que debía repartir los mejores textos informativos de forma gratuita a cambio de difusión, debido en parte a la crisis de la publicidad. La aparición de los dispositivos móviles fueron un nuevo impulso para que el entorno digital se anteponga poco a poco al papel. Esto por la mejoría de la experiencia lectora con las tablets además de la reducción de los costes de producción para los medios.

Carina Novarese, Gerente Multimedia de “El Colaborador” de Uruguay, cree que las redes sociales son un elemento que además de aportar tráfico y acercar a nuevos usuarios al medio permite a los medios conocer los hábitos de los lectores. Manuel Erice de ABC quiso suavizar la importancia que los periodistas a veces damos a twitter en el ámbito informativo haciendo de problemas minoritarios como el 15M, un problema relevante solo por la importancia que se le dió en twitter.

Al respecto de la importancia de las redes sociales como elemento periodístico Eduardo Arriagada quiso valorar la importancia de las palabras que Soledad Gallego expresó sobre el periodismo la pasada semana frente a Cebrián y Polanco, afirmando que hay que hacer un buen oficio periodístico agregando las posibilidades que estas herramienta otorgan.

Las redes superan el paradigma de Gutemberg ya que posibilita una difusión antes no accesible además de permitir la interactividad con nuestras informaciones y mejorar los contenidos y fomentar la participación para hacer a los medios más cercanos.

Ramon Briongos, director de Diario de Burgos, contó que el diario se asomó a las redes sociales porque los demás lo hacían, considerando que es algo normal en un periódico con más de 100 años. Para Briongos, la revolución en el Diario de Burgos vino con twitter, la forma de hacer un periódico en la actualidad es muy similar a como se hacia en el siglo XIX, pero twitter cambio el paradigma, Burgos se ha llenado de corresponsales en la ciudad. Considera que es de vital importancia para un diario local. Pero advirtió que toda esa información que nos llega hay que verificarla, contrastarla y contextualizarla.

The Guardian condena a los tres cerditos para salvarse del lobo digital

Visto en PRNOTICIAS
En un magnífico spot The Guardian demuestra una vez más estar a la vanguardia en la adaptación del negocio periodístico a los nuevos tiempos trasladando la fábula de los tres cerditos a la Inglaterra del siglo XXI. En el video se muestra con talento como la sociedad global e interconectada puede modificar y complementar las noticias, cambiar el modo de actuar de los medios además de modificar el desarrollo de la sociedad y los hechos. Otorga al lector un papel decisivo convirtiéndolo en elemento activo de la noticia muy alejado del rol pasivo que existía en el papel.

El Spot comienza con la noticia de que el lobo ha sido cocinado vivo y la policía detiene a los tres cerditos acusados de su asesinato. Los mensajes de los usuarios en los comentarios y las redes sociales empiezan a cuestionar o apoyar la versión dada por los medios y la policía.

‘Eso no es verdad, los tres cerditos son las victimas’, ‘El lobo derribo dos casas, recibió lo que se merecía’, ‘los cerdos fueron demasiado lejos’.

El desarrollo de los hechos varia según aparecen nuevos mensajes e informaciones, como la de un video colgado en internet en el que aparece el lobo aspirando un spray para el asma. ‘El Lobo sufría de asma’ titular de The Guardian. Un video colgado en la red por los lectores cambia el escenario y modifica la noticia de que el lobo pueda derribar las casas de los cerditos.

Prueba definitiva para que las autoridades condenen a los tres cerditos por el asesinato del lobo, ya que estos reconocen haber cometido un fraude y haber matado al lobo para cobrar el seguro y cancelar el embargo de la hipoteca que el banco tenía sobre las viviendas de los tres cerditos.

Los embargos hipotecarios como los que tenían los tres cerditos empiezan a ser epidémicos en la población. Comienzan las protestas contra la banca tomando a los tres cerditos como héroes para exigir que se salve a las personas por encima de los bancos.

La noticia de que las protestas provocarán una reforma legislativa sobre los embargos aparece en un Ipad. Se cierra el círculo.

La esfera pública modifica el escenario. El lector de los nuevos medios es actor y protagonista de los hechos de este cuento periodístico del siglo XXI.

The Guardian muestra una vez más las razones por la que es el segundo medio más leído en web de Europa.